AJEDREZ

El ajedrez está íntimamente relacionado con el desarrollo de las funciones ejecutivas cerebrales, estas son las que organizan, integran, ejecutan y manejan otras funciones. Hacen que las personas sean capaces de medir las consecuencias de corto y largo plazo de sus acciones y de planear los resultados.


Cuando un niño se encuentra inmerso en una partida de ajedrez tenemos que pensar que estamos fomentando la capacidad de atención y concentración, clasificación, organización de ideas, genera hipótesis, las analiza y sintetiza dentro de todas las variables que ha considerado y cuando realiza el movimiento está decidiendo cual es la que considera como mejor opción.


Por lo tanto desarrolla a su vez la responsabilidad , la descentración ya que el niño debe considerar que hay un otro que también realiza jugadas y tiene sus propios planes por lo cual debemos observarlos si queremos ganar la partida ,también se fomenta la paciencia ,la tenacidad, la creatividad ,la aceptación de reglas y también fomenta la integración y las relaciones personales ya que se juegan no sólo de forma individual sino también por equipos.